Comprar Pienso para caballos PAVO en Badajoz

¡ Comprar Pienso para caballos en Badajoz ! Una buena alimentación es de vital importancia para tu caballo. Pavo es la mejor marca de pienso para caballos.

‚≠ź ¬ŅNecesitas comprar pienso para tu caballo en Badajoz?

‚≠ź Suplementos alimenticios para la salud del caballo Badajoz

Partes silla montar a caballo

¬ŅNecesitas una silla de montar a caballo?

Desde que logramos domesticar a los caballos hemos usado sillas de montar a caballo para lograr una excelente comodidad del jinete al momento de la monta y también para proteger de manera efectiva el lomo del caballo. Actualmente existen infinidad de modelos de montura de caballo  por medio de las cuales logramos una interacción más efectiva entre el hombre y estos hermosos animales.

¡ Comprar Sillas de montar a caballo en Badajoz !

‚≠ź Diferentes alimentos para caballos para diferentes necesidades
Pienso para caballos en Badajoz

En un mundo ideal, todos los caballos de una granja, desde yeguas de cr√≠a y destete hasta caballos en trabajos pesados, podr√≠an ser alimentados con el mismo alimento de la misma bolsa. Desafortunadamente, las necesidades nutricionales de los caballos en las diferentes etapas de su vida var√≠an enormemente, lo que dificulta el dise√Īo de un alimento de “una bolsa para todos”.¬†

La base de cualquier dieta equina debe ser el forraje. Cualquier concentrado (alimento dulce, gránulos o granos) debe compensar las deficiencias en el forraje. Un forraje puede resultar ser una dieta completa aceptable para un caballo de mantenimiento, mientras que el mismo forraje puede tener niveles inadecuados de proteínas necesarias para el destete o niveles deficientes de energía requeridos por un caballo de deporte.

Forraje - La Fundación

El caballo evolucionó como un pastoreo continuo y pastoreará de 14 a 20 horas al día si se le da la oportunidad. El caballo tiene un tracto digestivo asombrosamente bien adaptado para ingerir y digerir forrajes. Debido a que la base de cualquier dieta equina debe ser el forraje, se debe prestar especial atención al tipo y la calidad de la alimentación del caballo. No todos los forrajes son iguales. Los pastos y las leguminosas, así como los henos, pueden variar mucho en proteínas, energía, vitaminas y minerales, dependiendo del tipo de forraje, la madurez de la planta y el lugar donde se cultive.

Cuando se formula un concentrado para complementar un forraje, a menudo es necesario hacer mezclas completamente diferentes para legumbres (como la alfalfa y el trébol) o hierbas (como el fleo de los prados, la hierba de los huertos y la hierba costera). Cuando el forraje es una mezcla de hierba y legumbre, un concentrado hecho para ser alimentado con forraje de hierba sería apropiado siempre y cuando la mezcla sea inferior al 50% de legumbre.

Las opciones de forraje pueden ser limitadas en muchas partes del país, por lo que los propietarios de caballos pueden verse obligados a alimentar forrajes que pueden no ser los ideales. Sin embargo, una vez que se ha elegido el forraje, establecer el tipo de concentrado debería ser menos difícil. Otros factores importantes a la hora de seleccionar un concentrado aparte del tipo de forraje son la edad, la cantidad de trabajo y el estado reproductivo del caballo.

Alimentando al Caballo de Mantenimiento

Se dice que un caballo adulto que hace poco o nada de trabajo y que no gana ni pierde peso est√° en mantenimiento. Un caballo de mantenimiento tiene muy pocas exigencias f√≠sicas y por lo tanto tiene necesidades nutricionales muy b√°sicas. De hecho, si un caballo de mantenimiento tiene pastos de buena calidad y una sal mineral equilibrada dise√Īada para los caballos a su disposici√≥n, poco m√°s puede ser necesario. Si un caballo mantiene bien el peso sobre la hierba y/o el heno, pero se utiliza el grano para atraer al caballo para que vaya al establo todos los d√≠as a ser revisado, entonces un alimento dise√Īado para ser alimentado con una o dos libras por d√≠a es ideal.

Estos alimentos de baja ingesta son excelentes productos para caballos que no requieren energía extra para mantener el peso, pero necesitan una fuente de nutrientes que puede ser deficiente en el forraje (como el selenio). Cuando un caballo de mantenimiento tiene problemas para mantener el peso, es posible que se deba administrar un concentrado en cantidades superiores a dos libras (0,9 kilogramos) por día, pero no tiene que ser un producto especial, altamente fortificado o con un alto contenido proteico. Los caballos sobreviven sin los nutrientes adicionales, pero para una salud y bienestar óptimos, estos nutrientes deben complementar el forraje.

Alimentando a la yegua de cría

La nutrición adecuada es más esencial en la yegua de cría que en cualquier otro tipo de caballo porque afecta no sólo a la yegua sino también al potro que produce. Antes de la cría, la yegua debe estar en condiciones corporales adecuadas para maximizar sus posibilidades de concebir. Se ha establecido que una yegua que pierde peso al ser criada tiene menos probabilidades de concebir que una yegua que gana peso. Por lo tanto, proporcionar suficiente energía es un factor integral en el manejo de la alimentación de las yeguas de cría. Además, muchos nutrientes son importantes para la integridad de los órganos reproductivos y las deficiencias de los mismos pueden disminuir las tasas de concepción.

Una vez que las yeguas han concebido, es pr√°ctica com√ļn convertirlas en pastos traseros y olvidarlas hasta el √ļltimo trimestre de gestaci√≥n. Es cierto que el aumento de las necesidades de nutrientes puede no ser tan grande en los dos primeros trimestres, ya que el feto s√≥lo gana alrededor del 35% de su peso de parir, pero una dieta bien balanceada proporcionar√° nutrientes que pueden mejorar la salud del feto y asegurar su desarrollo normal.

Idealmente, una yegua debe recibir una nutrici√≥n adecuada durante toda la gestaci√≥n. Sin embargo, puede ser necesario aumentar las prote√≠nas, la energ√≠a, las vitaminas y los minerales una vez que la yegua alcance el √ļltimo trimestre del embarazo. Los concentrados especialmente dise√Īados para yeguas de cr√≠a son los m√°s apropiados porque est√°n formulados teniendo en cuenta las necesidades especiales de la yegua.

La yegua lactante promedio produce más de 25 libras (11 kilogramos) de leche por día durante los primeros dos meses de lactancia. Si ella no consume suficiente energía, proteína, calcio, fósforo y otros nutrientes de su dieta para entrar en la leche, los tomará de sus propias reservas corporales. Debido a que muchas yeguas lactantes son reproducidas, la disminución del peso corporal y del estado nutricional debido a la producción de leche también puede afectar su capacidad para concebir. Mantener el peso en la yegua es más fácil y más rentable que tratar de ayudarla a recuperar el peso después de la pérdida de peso perjudicial durante la lactancia.

Alimentar al caballo en crecimiento

El caballo joven en crecimiento alcanzar√° el 90% de su tama√Īo adulto en el primer a√Īo de vida. Con este r√°pido crecimiento, el cuerpo est√° estableciendo nuevos tejidos que resultan en estructuras √≥seas, tendinosas, ligamentosas, musculares y otras estructuras de soporte. La dieta del potro debe suministrar suficientes nutrientes para la construcci√≥n de los tejidos del cuerpo. La leche de yegua es nutricionalmente equilibrada para satisfacer las necesidades del potro, siempre y cuando la yegua est√© bien alimentada.

Sin embargo, para cuando el potro tenga tres meses de edad, una porci√≥n creciente de su dieta consistir√° en forraje y cualquier concentrado que pueda arrebatar de la tina de alimentaci√≥n de su madre. En este momento, la alimentaci√≥n por arrastre puede comenzar para los potros en los que es deseable un desarrollo r√°pido. La alimentaci√≥n de arrastre consiste en separar el potro de la yegua en el momento de la alimentaci√≥n, alimentar al potro con su propia raci√≥n y luego devolver el potro a la yegua cuando haya terminado de comer. La alimentaci√≥n de los potros debe ser hecha con un alimento especialmente dise√Īado para el potro en crecimiento. La leche de yegua est√° bien fortificada con los amino√°cidos esenciales necesarios para el crecimiento. La mayor√≠a de los amino√°cidos (que son los bloques de construcci√≥n de las prote√≠nas) pueden ser sintetizados por el cuerpo, mientras que otros necesitan ser suministrados por la dieta (limitante).

Los amino√°cidos que limitan se han establecido en humanos y otros animales, pero no se han definido claramente en el caballo. La lisina y la treonina son limitantes para el crecimiento adecuado del potro. Una vez que el potro es destetado, es importante que el potro tenga una fuente de calidad de los amino√°cidos limitantes en el alimento.

Varias fuentes de prote√≠nas que se encuentran en la dieta tienen diferentes composiciones de amino√°cidos. La harina de soja es una excelente fuente de amino√°cidos esenciales como la lisina y, por lo tanto, se utiliza com√ļnmente en los piensos comerciales para caballos. Los piensos de calidad dise√Īados para potros utilizar√°n harina de soja como fuente de prote√≠nas. Los alimentos para potros tienden a ser m√°s ricos en prote√≠nas (16 -18%) que los alimentos dise√Īados para caballos adultos. Algunos forrajes suministran una gran cantidad de prote√≠nas (con amino√°cidos esenciales) al caballo, pero las cantidades son variables.

Por ejemplo, el heno de alfalfa suele tener un 18% de prote√≠nas y los pastos verdes frescos pueden llegar al 26%. El crecimiento acelerado que se observa en los pichones en los pastos despu√©s de que el pasto de primavera ha comenzado a crecer se debe en parte al aumento de la cantidad de prote√≠na disponible en su dieta. Sin embargo, los chopos de pasto tienden a ser mucho m√°s bajos en prote√≠nas. Por ejemplo, los porcentajes de prote√≠na en la fleo de los prados y las bermudas costeras son de seis y cinco, respectivamente. La mezcla de hierba y alfalfa es muy adecuada para los caballos j√≥venes en crecimiento que tienen poco o ning√ļn acceso a forraje fresco. Para el potrillo alimentado con heno de hierba, es esencial que obtenga prote√≠nas adicionales de otra fuente, como un concentrado dise√Īado para caballos j√≥venes en crecimiento.

Mientras que la prote√≠na puede ser limitante para el crecimiento adecuado, no es la √ļnica necesidad nutricional del potro. Cantidades suficientes de minerales y vitaminas son esenciales para un desarrollo esquel√©tico y una salud adecuados. No s√≥lo se necesitan estos nutrientes en cantidades suficientes, sino tambi√©n en equilibrio entre s√≠. Demasiado de uno o no lo suficiente de otro puede interferir con la absorci√≥n de cualquier n√ļmero de otros nutrientes. Por ejemplo, demasiado f√≥sforo en la dieta puede interferir con la absorci√≥n de calcio, resultando en hiperparatiroidismo (enfermedad de la cabeza grande).

Las mezclas comerciales intentan eliminar las conjeturas de suministrar las cantidades adecuadas de minerales y vitaminas en cantidades equilibradas. Cuando otros granos (como la avena) son a√Īadidos a una mezcla comercial por el due√Īo del caballo, interfieren con el balance nutricional del alimento. Los alimentos especialmente dise√Īados para los potros suelen estar llenos de energ√≠a porque el potro tiene necesidades de nutrientes muy altas, pero no puede consumir grandes cantidades de concentrado. Un alimento dise√Īado para el caballo adulto se formula generalmente para suministrar los nutrientes esenciales en las ingestas m√°s altas. Tales alimentos no ser√≠an apropiados para los caballos j√≥venes en crecimiento porque no consumir√≠an suficientes nutrientes esenciales, s√≥lo energ√≠a.

Al final de su a√Īo de vida, un caballo habr√° obtenido el 90% de su peso adulto. La demanda de prote√≠nas, vitaminas y minerales sigue siendo mayor en los caballos de un a√Īo que en los caballos adultos. Aunque los machos pueden comer m√°s que los machos destetados, necesitan un alimento m√°s concentrado que el destinado a los caballos adultos. Los alimentos t√≠picos para el a√Īo escolar tienen entre 14 y 16% de prote√≠na y est√°n fortificados de manera similar al concentrado dise√Īado para las yeguas de cr√≠a. El equilibrio en la dieta, particularmente de energ√≠a y minerales, es especialmente importante durante el a√Īo escolar porque es cuando muchos de los signos de las enfermedades ortop√©dicas del desarrollo (DOD) como la epifisitis y la osteocondritis disecante (OCD) comienzan a aparecer.

Cuando un caballo joven comienza a entrenar, los propietarios y administradores de caballos deben darse cuenta de que el caballo sigue creciendo. La doble exigencia de formación y crecimiento hace que sea especialmente importante prestar atención a una nutrición adecuada. Durante el proceso de entrenamiento, los huesos se someterán a una remodelación constante para adaptarse al estrés del trabajo. Un balance de vitaminas y minerales en la dieta ayudará a minimizar la cantidad de estrés que estos cambios causan. Además, es esencial disponer de proteínas alimentarias adecuadas, ya que una mayor descomposición muscular es una consecuencia fisiológica del aumento del trabajo. La proteína para el crecimiento y el trabajo puede ser suministrada con un 14% de concentrado de proteína, o 12% si se alimenta con alfalfa o alfalfa mezcla de heno.

Alimentar al caballo de trabajo

Una vez que el caballo est√° en trabajo estable, ya sea ligero, moderado o intenso, se debe prestar especial atenci√≥n a la dieta. Las exigencias de rendimiento ejercen una presi√≥n sobre el cuerpo de un caballo que normalmente no se producir√≠a si el caballo estuviera en el campo. ¬ŅCu√°ntos caballos corren y saltan por encima de un tronco s√≥lo por diversi√≥n? El requerimiento de energ√≠a aumenta en grandes proporciones. El cuerpo del caballo est√° bien adaptado para almacenar y movilizar la energ√≠a de varios tipos de nutrientes, tales como fibra, almid√≥n, az√ļcar y grasa.

La fibra es a menudo descuidada como fuente de energ√≠a. El tracto digestivo del caballo est√° dise√Īado para obtener energ√≠a del forraje (fibra). Los miles de millones de microbios que residen en el ciego y el intestino grueso digieren la fibra y producen energ√≠a en una forma que el caballo puede utilizar. El resultado de la fermentaci√≥n microbiana son √°cidos grasos vol√°tiles. Una vez que los √°cidos grasos vol√°tiles entran en el torrente sangu√≠neo, pueden utilizarse para obtener energ√≠a inmediata, cambiarse a glucosa para obtener energ√≠a o almacenarse en el tejido adiposo (grasa corporal). Esta fuente de energ√≠a no se produce muy r√°pidamente, por lo que es apropiada para trabajos de intensidad moderada a baja.

El almid√≥n y los az√ļcares son fuentes de energ√≠a que se encuentran en grandes cantidades en el grano y la melaza, respectivamente. La energ√≠a de estas fuentes se convierte en glucosa en el cuerpo, se utiliza inmediatamente o se almacena en el h√≠gado o en los m√ļsculos como gluc√≥geno (largas cadenas de mol√©culas de glucosa). Este tipo de energ√≠a almacenada est√° m√°s f√°cilmente disponible y se convierte m√°s r√°pidamente en energ√≠a que los √°cidos grasos vol√°tiles y los dep√≥sitos de grasa. El almid√≥n y el az√ļcar son fuentes de energ√≠a especialmente importantes para el trabajo intenso como las r√°fagas cortas de velocidad, pero son adecuados para cualquier tipo de trabajo.

La grasa diet√©tica a√Īadida en forma de aceite o de un suplemento de grasa animal es otra fuente de energ√≠a para el caballo. La ventaja de alimentar con grasa diet√©tica es la naturaleza concentrada de la fuente de energ√≠a. La grasa puede ser alimentada en cantidades m√°s peque√Īas que el grano por la misma cantidad de energ√≠a. Adem√°s, parece que los caballos que han a√Īadido grasa diet√©tica se adaptan a la utilizaci√≥n de la grasa como fuente de energ√≠a m√°s r√°pidamente que los caballos sin grasa en la dieta. La cantidad de energ√≠a disponible en las reservas de grasa es mucho mayor que las reservas de gluc√≥geno. Por lo tanto, cualquier sustrato de energ√≠a que se almacena en cantidades tan grandes es ventajoso de utilizar. La capacidad de usar adiposo para la energ√≠a es lo que permite a un caballo de pista seguir adelante todo el d√≠a. Parte de la energ√≠a proviene de la digesti√≥n de las fibras, pero gran parte es aportada por la adiposidad. El metabolismo de la grasa es relativamente lento, por lo que no es la primera reserva de energ√≠a que un caballo de carreras usar√°, pero puede ser activado en las longitudes finales de una carrera para darle al caballo algo de poder de permanencia.

La proteína también se puede utilizar para la energía, pero no es la fuente ideal. Si en la dieta se suministra suficiente proteína para la renovación de los tejidos corporales, la proteína restante se puede descomponer en una forma que se utiliza como energía (glucosa o ácidos grasos). El problema con el uso de la proteína como energía es que durante el proceso de descomposición de la molécula de proteína, el nitrógeno se deja como un subproducto. El cuerpo excretará el exceso de nitrógeno en forma de amoníaco a través de la micción. El exceso de proteína resulta en un aumento de la ingesta de agua, un aumento de la micción y un aumento de la producción de calor interno.

Los dos primeros no suelen ser un problema siempre y cuando el caballo disponga de agua suficiente, aunque el amoníaco puede ser abrumador en un establo. El aumento en la producción interna de calor es normalmente marginal, pero puede causar un problema en un caballo que ya está bajo estrés por calor. Generalmente, el exceso de proteína no es necesario para el caballo de espectáculo y en algunos casos puede ser perjudicial. La proteína adecuada es generalmente proporcionada por una mezcla de hierba de alta calidad o una mezcla de hierba/leguminosa y una mezcla de 10 a 12% de proteína de grano.

Cuanto m√°s duro trabaje el caballo y m√°s dif√≠cil sea su rendimiento, m√°s vitaminas y minerales necesitar√° el caballo. Por ejemplo, las vitaminas B (como la riboflavina, la folacina y la tiamina) se utilizan durante el ciclo de producci√≥n de energ√≠a y, por lo tanto, se utilizan en mayor proporci√≥n cuando el caballo trabaja que cuando lo hace el caballo de mantenimiento. Las contracciones causan da√Īo oxidativo a las c√©lulas musculares y la vitamina E act√ļa como antioxidante para ayudar a restaurar la integridad muscular. El estr√©s del ejercicio intenso sobre los huesos durante una actuaci√≥n puede aumentar ligeramente la necesidad de minerales importantes para la integridad √≥sea como el calcio, el f√≥sforo, el magnesio, el cobre y el zinc. Desafortunadamente, el heno y el grano por s√≠ solos son bajos en algunas de las vitaminas y minerales esenciales necesarios para un rendimiento √≥ptimo. Los concentrados dise√Īados especialmente para el caballo de rendimiento tienen esto en cuenta y los fabricantes frecuentemente fortalecen el producto para ayudar al rendimiento del caballo. En esencia, se obtiene lo que se paga; si el alimento es barato, es probable que no est√© muy bien fortificado porque la fortificaci√≥n de vitaminas y minerales es a menudo la parte m√°s cara de un concentrado.

Alimentación del Caballo Geriátrico

La edad hace mella en las partes del cuerpo del caballo que empiezan a desgastarse. Todo el mundo puede ver que los caballos más viejos se ponen rígidos a medida que envejecen. Lo que los jinetes no pueden ver es qué tipo de desgaste está ocurriendo en el tracto digestivo. La exposición permanente a los parásitos puede dejar cicatrices permanentes en los delicados tejidos absorbentes de los intestinos. La degeneración normal del tracto digestivo también ocurre con la edad. El resultado es un tracto digestivo que pierde gradualmente su capacidad de absorber los nutrientes del alimento. Otro problema que ocurre con la edad es el deterioro dental. Si hay un problema con los molares, el caballo pierde la capacidad de masticar bien los alimentos. Una masticación inadecuada de los alimentos resultará en grandes partículas de alimentos que no se descomponen lo suficiente para que las enzimas digestivas y los microbios digieran eficazmente el alimento, disminuyendo así su eficiencia.

Debido al deterioro de la mucosa intestinal y a la consiguiente disminución de la disponibilidad de nutrientes, se deben tener en cuenta consideraciones especiales al planificar la dieta del caballo mayor. La capacidad del caballo para digerir proteínas disminuye con la edad. La producción de ácido estomacal, que ayuda en la digestión de proteínas, disminuye, y se produce una disminución relacionada en la digestibilidad de las proteínas. Un caballo más viejo debe recibir una dieta más alta en proteínas para que tenga una mejor oportunidad de absorber una cantidad adecuada. Por esta razón, los alimentos para personas mayores contienen aproximadamente un 14% de proteínas.

Muchos caballos mayores mantienen mejor su peso cuando están en pastos verdes frescos. Esto se debe a que el césped es más suave para morder y más fácil de masticar que el forraje seco. Los pastos también son más densos en energía que el forraje seco. La alfalfa en forma de cubos o gránulos también es una buena fuente de fibra para la geriatría y puede ser más fácil de masticar remojándola en agua antes de alimentarla. Debido a que la fibra es muy importante para la dieta del caballo y el caballo puede no ser capaz de obtener lo suficiente de las fuentes de fibra convencionales, los tipos de fibra alternativa son apropiados.

Las fuentes alternativas de fibras como la pulpa de remolacha y la cáscara de soja son altamente digeribles y fáciles de masticar por los caballos con problemas dentales. Debido a su alta digestibilidad, pueden dar a un caballo tanta energía como la avena, pero también mantienen la población microbiana equilibrada en el ciego ya que son fibra. Una gran parte de la dieta geriátrica puede ser reemplazada con fuentes alternativas de fibra.

Debido al deterioro del tracto digestivo, los alimentos dise√Īados especialmente para las personas mayores tienden a ser m√°s densos en nutrientes y se fabrican en formas que son f√°cilmente masticables y digeribles. Los alimentos para personas mayores est√°n dise√Īados con un alto contenido de fibra para aumentar una porci√≥n de la fibra diet√©tica. Como tal, est√°n dise√Īados para ser alimentados en las tomas m√°s altas. En algunos casos extremos de p√©rdida de dientes, los concentrados senior pueden ser alimentados exclusivamente.

Las necesidades nutricionales de un caballo difieren significativamente a lo largo de las etapas de la vida. La idea de “un concentrado para toda la granja” se est√° volviendo obsoleta a medida que los jinetes aumentan su conocimiento sobre la alimentaci√≥n de los caballos para lograr un rendimiento y una salud √≥ptimos.